Buda Sutras 1-10

El Buda Sutra 1

buda-sutras-sutra-1

“El necio duerme como si ya estuviera muerto,

pero el maestro está despierto y vive para siempre.

Él observa. Tiene claridad”.

Lo único que hay que aprender es a observar.

¡Observa! Observa cada acto que realizas. Observa todos los deseos que toman posesión de ti. Observa incluso los pequeños gestos: caminando, hablando, comiendo, tomando un baño. Sigue observándolo todo. Deja que cualquier cosa sea una oportunidad para observar.

Y al observar surge la claridad. ¿Por qué surge la claridad cuando observas? porque cuanto más observador seas, menos te precipitarás. Te vuelves más delicado. Según vayas observando, tu mente charlatana parloteará menos porque esa energía se convertirá en observación; es la misma energía.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 2

El Buda Sutra 2

buda-sutras-sutra-2

Atento entre los despreocupados,

despierto mientras otros duermen,

veloz como una carrera hípica,

deja a sus competidores atrás.

Esta es la diferencia entre un buda y los demás. Los otros solo están soñando, no viviendo realmente; esperando vivir algún día, preparándose para vivir, pero no viviendo.

Pero ese día nunca llega; antes llega la muerte.

Un buda permanece despierto. Aún cuando duerme no sueña. Cuando los deseos desaparecen, los sueños también desaparecen. Los sueños son deseos trasladados al lenguaje de los sueños. El buda duerme totalmente alerta, la llama continúa ardiendo en su interior.

El cuerpo necesita descanso, por eso duerme, pero él no lo necesita; su energía es inagotable.

Allí, en el centro de su ser, sigue ardiendo una pequeña llama. Toda la periferia está profundamente dormida, pero la llama está alerta, despierta. Nosotros estamos dormidos a pesar de estar despiertos; él está despierto aun cuando duerme.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 3

El Buda Sutra 3

buda-sutras-sutra-3

Así como el arquero talla

y pone sus flechas rectas,

el maestro dirige

sus pensamientos descarriados.

Ahora medita sobre lo siguiente: ¿Tus sueños te dirigen a ti o tú diriges tus sueños? Porque mucho depende de esta apreciación. ¿Te dominan tus pensamientos? ¿Te llevan de acá para allá? ¿Te insinúan, te fascinan, te obsesionan?

¿Mueven ellos tus hilos y tú eres un simple esclavo?

O tú eres el maestro y puedes decir a tus pensamientos:

“¡Para!”. Y tienen que detenerse; ¿puedes conectarlos o desconectarlos?

La gente nunca piensa en ello porque les hace sentirse muy humillados. Les muestra su impotencia: que ni siquiera pueden detener sus pensamientos, sus propios pensamientos.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 4

El Buda Sutra 4

buda-sutra-sutra-4

En este mundo el odio nunca ha disipado al odio.

Solo el amor disipa al odio. Esta es la ley,

ancestral e inagotable.

Solo la luz puede disipar la oscuridad: el amor es luz, la luz de tu ser, y el odio es la oscuridad de tu ser.

¿Cómo se hace entrar la luz? Quédate en silencio, sin pensamientos, consciente, alerta, atento, despierto; así es cómo la luz entra dentro de ti. En el momento en que estés alerta, consciente, no podrás hallar odio.

Son experimentos para realizar; no solo palabras que entender, sino experimentos para llevar a cabo.

Intenta odiar a alguien conscientemente y verás que es imposible. O bien desaparece la consciencia, en cuyo caso puedes odiar; o si eres consciente, el odio desaparece.

No pueden existir juntos. La luz y la oscuridad no pueden existir juntos. La luz y la oscuridad no pueden existir juntas; porque la oscuridad no es nada más que ausencia de luz.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 5

El Buda Sutra 5

buda-sutras-sutra-5

Tú también pasarás a mejor vida.

Sabiéndolo, ¿cómo puedes pelearte?

La vida es corta, muy fugaz; ¿y tú la desperdicias peleando?

¡Utiliza esa energía para meditar!

Es la misma energía; puedes usarla para pelear

o aprovecharla para transformarte en la luz.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 6

El Buda Sutra 6

buda-sutra-sutra-6

Una mente más allá de los juicios

observa y comprende.

La moralidad es únicamente una estrategia social.

Por eso algo que está bien en una sociedad está mal en otra; lo mismo que en India piensan que es bueno, en Japón piensan que no lo es. Hoy se puede pensar que una cosa es buena y mañana pasar a ser mala. La moralidad es un producto social, es una estrategia social para controlar a la gente.

Los moralistas siempre juzgan, la persona despierta nunca juzga. Vive en una consciencia que no juzga.

Sencillamente observa y comprende.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 7

El Buda Sutra 7

buda-sutra-sutra-7

El necio que reconoce serlo

es muy sabio.

El necio que se cree sabio

es sin duda un necio.

Reflexiona sobre ello: ¿qué piensas sobre ti mismo?

Te va a resultar doloroso ver tu necedad. Es fácil ver la estupidez de los demás, de hecho, todo el mundo sabe que los demás son necios, pero ver tu propia estupidez es un gran paso hacia la sabiduría. Ver tu propia necedad ya es una transformación para tu ser, para tu consciencia.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 8

El Buda Sutra 8

buda-sutra-sutra-8

El viento no puede agitar una montaña.

El elogio ni la culpa mueven al hombre sabio.

El elogio y la culpa de ninguna manera son distintos para el sabio; son exactamente iguales. Si una persona ignorante, una persona que no ha despertado, te alaba o te culpa, ¿qué diferencia hay? Las dos cosas vienen de su sueño. Es como si alquien en sueños grita culpándote o alabándote, ¿Vas a hacer alguna diferencia? Una persona en su sueño puede condenarte o puede elogiarte – tú sabes que está soñando, que está dormido -, ¡no tiene importancia!

No hay ninguna diferencia. Todo lo que dice son tonterías. Cuando despierte se reirá de sí mismo, le parecerá muy ridículo.

Por lo tanto, puedes alabar a Buda o puedes condenarlo -millones lo condenarán, muy pocos lo alabarán -, pero él no hace diferencias. Permanece como una montaña firme, una montaña inamovibles.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 9

El Buda Sutra 9

buda-sutra-sutra-9

Felicidad o tristeza;

cualquiera que te acontezca,

sigue tu camino

intacto, desapegado.

Si llega la felicidad, no te excites demasiado; si llega la tristeza, no te deprimas. Tómate las cosas con tranquilidad. La felicidad y la tristeza están separadas de ti; permanece sin identificarte…, como si no te estuviera ocurriendo a ti, sino a otro cualquiera. Justamente intenta este pequeño ingenio, es una receta muy valiosa: como si no te estuviera sucediendo a ti, sino a otro cualquiera; tal vez un personaje de novela o de cine, y tú simplemente eres un espectador. Sí, la infelicidad está allí, la felicidad está allí, pero está allí, y tú estás aquí.

No te identifiques; no digas: “Soy infeliz”; di: “Soy sencillamnete el obserbador. La infelicidad está allí, la felicidad está allí; yo simplemente soy soy un obserbador”.

Afiánzate más y más en la observación; eso es lo que Buda llama vipassana, visión interior. Mira con los ojos interiores lo que esté ocurriendo y permanece intacto, desapegado.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 10

El Buda Sutra 10

buda-sutras-sutra-10

Aun estando en un bosque vacío

él encuentra disfrute

porque no desea nada.

Lo único que destruye tu capacidad natural de disfrutar es tu mente deseosa. La mente deseosa te convierte en un mendigo. Una vez hayas abandonado todos los deseos, eres un emperador. La alegría es el estado natural de tu ser.

Únicamente no te dejes llevar por deseo alguno y fíjate; cuando no tienes deseos, no existe pasado ni futuro; cuando no tienes deseos, estás totalmente contento en el aquí-ahora.

Y estar contento aquí-ahora es gozar.

Y cuando una persona así se mueve, dondequiera que vaya, lleva esta atmósfera consigo. Para un buda todo el año es primavera.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 11

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page