Autorrealización

Pregunta a osho: por favor, explica la contemplación, la concentración y la meditación.

Contemplación significa pensamiento dirigido. Todos pensamos; eso no es contemplación.

Ese pensamiento no esta dirigido, es vago, no conduce a ninguna parte. En realidad, nuestro pensamiento no es contemplación, sino lo que los Freudianos llaman asociación. Un pensamiento conduce a otro sin ninguna guía tuya. El pensamiento mismo lleva a otro debido a la asociación.

Ves un perro cruzando la calle. En el momento en que ves el perro, tu mente comienza a pensar sobre perros. El perro te ha llevado a este pensamiento, y luego la mente tiene muchas asociaciones. Cuando eras niño, te daba miedo cierto perro.

Ese perro te viene a la mente, y luego la infancia te viene a la mente. Entonces ya has olvidado a los perros; entonces, solo por asociación, empiezas a fantasear sobre tu infancia. Luego la infancia sigue siendo conectada con otras cosas, y te mueves en círculos.

Cuando estés en calma y a gusto, intenta ir hacia atrás desde tus pensamientos al sitio de donde vienen los pensamientos. Retrocede, desanda los pasos. Y, veras que había otro pensamiento, y que ese condujo a este. Y no están conectados lógicamente, porque ¿Cuál es la conexión entre un perro en la calle y tu infancia?

No hay una conexión lógica; tan solo una asociación en tu mente. Si yo cruzara la calle, el mismo perro no me llevaría a mi infancia, conduciría a otra cosa. En una tercera persona conduciría a otra cosa de nuevo diferente. Todo el mundo tiene cadenas de asociaciones en la mente. Con cualquier persona, algún suceso, algún accidente conducirá a la cadena. Entonces la mente empieza a funcionar como un ordenador. Entonces una cosa conduce a otra, la otra conduce a otra, y sigues y estas todo el día haciendo eso.

Escribe una hoja de papel todo lo que te lleve a la mente, honestamente. Te quedaras asombrado de lo que esta sucediendo en tu mente. No hay relación entre dos pensamientos, y sigues pensando de esa manera. ¿Llamas esto pensar?

No es más que asociación de un pensamiento con otro, y ellos mismos dirigen…., tú eres dirigido.

Pensar se vuelve contemplación cuando el pensamiento no se mueve por asociación, sino que es dirigido. Estas ocupándote de un problema específico: entonces descartas todas las asociaciones. Te ocupas solo de ese problema, diriges tu mente. La mente tratara de escapar a cualquier desvió, a cualquier rumbo lateral, a alguna asociación. Tu cortas totalmente todas las rutas transversales; solo diriges tu mente en un rumbo.

Un científico que trabaja en un problema esta en contemplación. Un poeta contempla una flor. Entonces el mundo entero es excluido, y solo quedan esa flor y el poeta, y el se mueve con la flor. Habrá muchas cosas alrededor que lo atraerán, pero el no permitirá que su mente se vaya a ninguna parte. La mente se mueve en una línea, dirigida. Esto es contemplación.

La ciencia se basa en la contemplación. Cualquier pensamiento lógico es contemplación: el pensamiento es dirigido, guiado. El pensamiento corriente es absurdo. La contemplación es lógica, racional.

Luego esta la concentración. Concentración es quedarse en un punto. No es pensar; no es contemplación. Es realmente estar en un punto, no permitiendo que la mente se mueva en absoluto. En el pensamiento corriente la mente se mueve como una loca. En la contemplación la loca es guiada, dirigida; no se puede escapar a ninguna parte. En la concentración no se permite a la mente que se mueva.

En el pensamiento corriente, se le permite que se vaya a cualquier parte; en la contemplación, se le permite ir solo a un sitio; en la concentración, no se le permite que se mueva, solo se le permite que se mueva, solo se le permite estar en un punto. Toda la energía, todo el movimiento se detiene, se fija en un punto.

El yoga tiene que ver con la concentración, la mente corriente con el pensamiento no dirigido, la mente científica con el pensamiento dirigido. La mente yoguita tiene su pensamiento enfocado, fijo en un punto; no se permite ningún movimiento.

Y luego esta la meditación. En el pensamiento ordinario, a la mente se le permite que se vaya a cualquier parte. En la contemplación, se le permite ir solo a una dirección; todas las demás direcciones son cortadas totalmente. En la concentración, no se le permite moverse ni siquiera en ninguna dirección; solo s ele permite que se concentre en un punto.

Y en la meditación, la mente no es permitida en absoluto. Meditación es no-mente.
Son cuatro fases: pensamiento corriente, contemplación, concentración, meditación.

Meditación significa no-mente: ni siquiera la concentración es permitida. ¡No se permite que exista la mente misma! Por eso la meditación no puede llegar a ser comprendida por la mente. Hasta la concentración, la mente tiene un ámbito, un medio. La mente puede comprender la concentración, pero la mente no puede comprender la meditación. En realidad, la mente no es permitida en modo alguno. En la concentración, a la mente se le permite estar en un punto. En la meditación, incluso ese punto es arrebatado.

En el pensamiento corriente, todas las direcciones están abiertas. En la contemplación, solo una dirección esta abierta.

En la concentración, solo un punto esta abierto; ninguna dirección. En la meditación, ni siquiera ese punto esta abierto: a la mente no se le permite estar.

El pensamiento corriente es el estado mental corriente, y la meditación es la posibilidad más alta. La más baja es el pensamiento corriente, la asociación, y la más alta, la cima, es la meditación: no-mente.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page