Reiki y Karma

La Visión del Reiki Respecto al Karma

Es frecuente que personas entendidas en temas esotéricos pregunten si es legítimo “curar” a alguien, ya que la enfermedad podría ser cuestión de karma, y que el paciente necesite aprender de ella sufrirla debidamente para liberar ese karma.

Al “curarle” mandándole energía le podríamos privar de esa oportunidad. Pero en reiki el practicante no puede influir sobre el karma de un paciente, ni soltar una enfermedad antes de tiempo.

El reiki se ofrece al Yo interior del paciente y la energía se utilizara para lo que haga falta según el plan global de la vida del paciente, siempre teniendo en cuenta cuestiones de karma y lecciones que el paciente tendrá que aprender de la enfermedad. Se acelerara el proceso en su beneficio.

Ya que la energía reiki es la mismísima energía universal, y es inteligente, y trabaja sola, no nos tenemos que preocupar por las cuestiones karmicas de las personas, si a alguien le llega la oportunidad de tomar reiki, ya sea una sesión, un tratamiento o una iniciación es por que el universo así lo dispuso y “karmaticamente” tenia que ser así.

Nuestro karma personal viene sellado a nuestra alma como el ADN a nuestro cuerpo físico, y es así desde el momento en que nacemos, hasta el momento en que morimos; todos, todos, pasamos por las situaciones y experiencias de vida que tenemos que pasar para poder aprender y evolucionar, y si no aprendemos nos persiguen las mismas situaciones que nos hacen mal una y otra vez, pero como nos dieron el libre albedrío, tenemos la posibilidad de elegir.

Una enfermedad física puede ser que la sanemos,o no, en parte depende de nosotros y en parte de nuestro karma; pero siempre, ya sea que nos sanemos o no, siempre es en nuestro beneficio, y evolución; tal vez una enfermedad Terminal puede llevar a alguien a la muerte, y tal vez esta persona haya recibido reiki, así como también pudo haber hecho un trabajo personal muy grande como para transmutar la enfermedad, pero que no se haya salvado y curado en esta vida no significa que no lo haya ya transmutado para que en su camino de evolución no lo tenga que volver a vivir de la misma forma.

Así es como evoluciona nuestro ser, y todo lo que hagamos para nuestro crecimiento, y siempre siendo amorosos con nosotros y con todos los seres que comparten con nosotros este planeta, va a ser lo que nos lleve a la evolución del ser y así poder estar en un plano más elevado sin dolor, sin sufrimiento y sin muerte.

Propósito del Reiki

El propósito del reiki no es solamente sentirnos bien en el momento de las sesiones o en los tiempos en los que estamos trabajando con esta energía universal; va todavía mucho mas allá de lo que nuestras mentes limitadas puedan comprender.

Alcanzar el propósito de la vida, consiguiendo llegar al nivel más alto de realización espiritual (la iluminación) a través de su práctica.

Sentir la unidad con el “SER”, volviéndose consciente del verdadero sentido de la existencia humana y siendo parte de la vida universal.

Dar amor impersonal, extendiendo la vibración del Ser, compartiendo la experiencia, relacionándose con las personas y creciendo juntos.

Vivir armónicamente, elevando al nivel de vibración y contribuyendo así a la paz mundial y a la felicidad del Ser humano.

El reiki actúa directamente y sobre nuestra alma, por eso decimos que nos ayuda a llegar a ese estado de “iluminación”, pero, que es “la iluminación”, Buda se ilumino, Osho era un iluminado, Jesús tambien, etc.

Tenemos varios seres para nombrar conocidos culturalmente, religiosa e históricamente que fueron iluminados, que por supuesto todos nosotros nos sentimos muy lejos de llegar a compararnos con ellos; pero no solo el reiki, otras técnicas, como por ej. El Zen, el Yoga, la Meditación etc.

Nos hablan de llegar a ese estado de iluminación; pero no tenemos ejemplos llegados a nosotros, y sin embargo hoy en día ya es muy común y mucha gente se inclina a una practica o conocimiento espiritual; pero así todo tambien es muy común ver que las personas cuando comienzan están muy enganchadas y no solo no quieren dejar de hacerlo si no que tambien quieren que todos lo hagan, y a veces en muchos casos todo eso dura poco, más o menos tiempo pero por una cuestión u otra se termina abandonando o no creyendo en mas nada.

Si bien es difícil el “permanecer y perdurar en el tiempo”, tambien tiene algo que ver que se haya desvirtuado un poco todo y que no nos enseñen realmente los que nos tienen que enseñar y tambien que se haya hecho un gran comercio con la espiritualidad.

El verdadero propósito del reiki va mucho mas allá de hacernos sentir bien en el momento o sacarnos de un pozo depresivo actual, si realmente entendemos lo que es el reiki, la energía, y lo probamos y comprobamos nosotros mismos, con todos los cambios personales y de nuestro entorno, que suceden una vez que comenzamos a trabajar con reiki, solos nos vamos a dar cuenta que es mucho mas grande y magnifico de lo que nos imaginamos…

El reiki nos despierta, solemos estar muy dormidos, en el BAGAVAD GITA dice que el ser humano que no tiene noción de su alma, que no vive desde el amor, y que nunca se pregunto a si mismo para que esta en este mundo, de donde viene y hacia donde va; son como los muertos, viven pero están como muertos.

El reiki es una fabulosa arma de luz que nos ayuda a quitarnos los velos de la ilusión que no nos permiten “ver”, ver la realidad como es, en todas la doctrinas y religiones de oriente nos enseñan que no somos este cuerpo material atado a nacimientos y muertes, sino que es el cuerpo material nuestro “vehiculo” y el alma espiritual nuestra verdadera esencia; y a través del reiki logramos su percepción y conexión con nuestra alma.

Por eso el reiki es un magnifico medio para despertarnos y darnos cuenta que somos mucho mas que este cuerpo, que existe una energía muy poderosa y muy fuerte, que esta a nuestro alcance y libre elección el conectarnos con ella…

El verdadero propósito del reiki es crecer espiritualmente, mejorando día a día como persona, siendo mas hospitalarios para con todas las entidades vivientes, vivir en reiki, lo podemos hacer todo el tiempo, es una forma de ver la vida, de aprender y “ver con los ojos del alma”, ver a nuestros semejantes como almas espirituales, ver a todos, incluidos los animales, ellos tambien tienen su alma.

El verdadero propósito es aprender a ser cada día un poquito más, mejor persona y para ello tambien es necesario el “no juzgar”, no blasfemar, y tantas otras cosas más que lamentablemente se convirtieron en sinónimos de los seres humanos, últimamente…

Conclusión, el propósito del reiki es hacernos dar cuenta que en realidad ya somos iluminados.  Nuestra alma es LUZ.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page