La enseñanza del Tantra

El aprendizaje del Tantra

Es un camino arduo y difícil. Pero además hay muchos señuelos falsos. Aquí reflejamos las condiciones necesarias para un buen aprendizaje.

Veda = Conocimiento
Vydia = Lo que hay que conocer.

Vydia es el conjunto de doctrinas y técnicas que tienen que combinarse entre sí, para alcanzar experiencia. Llevar a la práctica y experimentar lo que uno aprende es sabiduría, otra cosa es sólo información.

Sólo el maestro puede adaptar las doctrinas y las técnicas al alumno concreto ya que no produce el mismo efecto en cada persona, el maestro complementa el saber.

Yoga = unión

Yoga es la unión del espíritu y la materia, el desarrollo integral de la divinidad que hay en cada uno. No hay diferencia entre yoga y tantra, aunque utilizan distinta metodología. La base del éxito está en un buen aprendizaje, los detalles son accesorios, y para ello es necesario un buen maestro. Trascender es ir de una posición a otra, no solamente en el sentido de elevarse, sino de transmutarse, de cambiar de naturaleza, de una condición a otra. No se puede evolucionar si no supone una transformación interna.

Para realizar este proceso es necesario asociarnos con una conciencia diferente a través de varias cosas:

  • Una inquietud, un deseo de transformación.
  • Una fuente de conocimiento.
  • Un dispensador de ese conocimiento.
  • Un método, una disciplina directa

Todo esto debe encuadrarse dentro de una tradición de conocimiento, que otorgue crédito a la doctrina de esa escuela, que se pueda escuchar, que sea una enseñanza directa a través de un maestro, para que realice una correcta interpretación de ese conocimiento. Que se realice bajo el principio del guru, que es una relación personalizada y diferente para cada alumno, teniendo en cuenta sus características personales.

Un maestro no puede tener más alumnos de los que pueda atender directa y personalmente, por eso en la tradición védica y tántrica no hay gurus de masas. Los que han venido a Occidente con esa postura suelen ser impostores o negociantes.

Cada alumno dentro del principio del guru tendrá una experiencia personal y diferenciada a través de la de los demás. «Si quieres aprender date tiempo. Y dame tiempo» Svami Tilak.

Para adquirir el conocimiento hay que preparar el carácter y la personalidad, y sufrir un laberinto para al final extraer toda la esencia, hay una exigencia de reto interno. Cuando alguien quiere recibir enseñanza diksa (iniciatica) necesita entrar en una relación personal con el maestro, a través de una serie de etapas sucesivas, en las que el maestro trata de “romper” el ego del alumno, mientras avanza en el camino espiritual. «Se aprende definitivamente cuando el conocimiento que ha sido transmitido a tu oído, sale por tu boca.»

El maestro también crece espiritualmente cuando lo hace el alumno. Si los alumnos son poderosos, el maestro también lo es, por eso algunos maestros renuncian a tenerlos si no pueden tener buenos alumnos.

El maestro transmite la energía al alumno a través de facultad de shaktipada. Esto puede realizarse de forma física, por el aliento, por la palabra, el mantra, un consejo o enseñanza personalizada, a través de la mirada (se transmite el núcleo de la mente, por eso hay tantos ojos en los templos tántricos), por el toque, el contacto personal. También puede realizarlo a través del pensamiento mágico, consciente o durante el sueño, para el envío de mensajes que cambian la vida del alumno.

«Si Shiva se enfada, el maestro te protegerá, pero si se enfada el maestro, ni Shiva te podrá proteger»

Kripa (la gracia), es la actitud protectora del maestro hacía el discípulo, acogiendo incluso a aquellos que parecen más despreciables.

Guru kripa, la gracia del maestro cuando ayuda a alguien tratándolo como si fuera un niño, lo ata a sí mismo a través de un bhandu (lazo) adquiriendo un compromiso para guiarle hasta sharanam (la rendición), cuando el alumno sigue por sí mismo agradeciendo siempre la enseñanza recibida.

Guru priya, la dicha del maestro cuando el alumno está dichoso, cuando el alumno camina por sí solo y el maestro ya no interviene en su vida, salvo que este acuda a él buscando consejo. Entonces en cuando se produce el crecimiento del maestro por el propio crecimiento del alumno.

«Nací sumido en la oscuridad de la ignorancia y mi maestro me abrió los ojos con el colirio del conocimiento» Guru Gita

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page