Los Mantras

Vibración de los Mantras

La palabra mantra deriva de “man” (pensar) y “tra” (parar, detener, proteger, liberar). Un mantra es una energía mística dentro de una estructura de sonido. Todo mantra encierra en sus vibraciones un determinado poder, cada mantra esta constituido a partir de una combinación de sonidos derivados de las 50 letras del alfabeto sánscrito o devanagari (lengua de los dioses).

El universo esta compuesto de sonido, y cada sonido constituye una forma de energía que posee una cualidad única de vibración. Los mantras son silabas o palabras, compuestas por consonantes y vocales, a las que se atribuyen unas cualidades de vibración particularmente intensas. Constituyen un medio eficaz para la meditación, y general los transmite un guru o profesor.

Existen muchos tipos de mantra, todos se pueden repetir en vos alta, en un susurro o silenciosamente en la mente, hasta de forma inconsciente. Cada vez que respiramos, por ejemplo, repetimos inconscientemente un mantra: “so” en la inspiración y “ham” en la espiración. Se traduce como “soy lo que soy”.

Poder de los Mantras

Cuando se repite un mantra en voz alta, su ritmo y vibración nos ayudan a desviar los pensamientos negativos que nos estorban, y la liberación de la energía del sonido produce una pauta concreta de pensamiento positivo. Así, los mantras constituyen un método para sacar fuera nuestras buenas vibraciones y contrarrestar las discordantes. Nos confieren fortaleza para controlar la mente y el cuerpo.

La fuerza del mantra se experimenta a través de su utilización. Se trata de un poder sutil y debemos tomarnos el tiempo necesario para experimentar su efectividad. Probablemente el mantra mas conocido es “Om“.

Om

Se dice que el sonido original a partir del cual se creo el universo: la raíz de todos los sonidos. El sonido consta de tres partes distintas -AH…OO…MM- y debe pronunciarse con gran cuidado. Tanto si se entona vocalmente como si se practica hacia dentro, “AH” se genera en la profundidad interior del cuerpo, “OO” es corto y “MM”, que es el sonido más largo resuena en la cabeza.

Recitar un mantra puede resultar muy útil para la meditación, pero debe escogerse concienzudamente. Probaremos diferentes sonidos o palabras, ya sean conocidos o inventados; también podemos emplear una afirmación positiva sobre nosotros mismos. Lo repetiremos durante 10 o 20 minutos más o menos, de forma verbal o interna, como medio para centrar la mente.

Durante miles de años los estudiantes de Yoga han utilizado los mantras como atyda para la meditación.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page