Karma, Causa y Efecto

Hoy en día el tema del karma es muy común, personas con diferentes tendencias o elecciones filosóficas o religiosas se interesan en este tema. Cada causa tiene su efecto y esta es una de las leyes más importantes del universo, la Ley de causa-efecto=karma. ¿Cómo funciona la ley de causa y efecto?

Karma: Ley de Causa y Efecto

De acuerdo con varias religiones dhármicas, el karma (proviene de la raíz kri: “hacer”) sería una energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. De acuerdo con las leyes del karma, cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores. Es una creencia central en las doctrinas del Budismo, el Hinduismo, el Yainismo , el Ayyavazhi y el Espiritismo.

Aunque estas religiones expresan diferencias en el significado mismo de la palabra karma, tienen una base común de interpretación. Generalmente el karma se interpreta como una «ley» cósmica de retribución, o de causa y efecto. Se refiere al concepto de “acción” o “acto” entendido como aquello que causa el comienzo del ciclo de causa y efecto. El karma explica los dramas humanos como la reacción a las acciones buenas o malas realizadas en el pasado más o menos inmediato.

En las creencias Indias, los efectos del karma de todos los hechos son vistos como experiencias activamente cambiantes en el pasado, presente y futuro. Según esta doctrina, las personas tienen la libertad para elegir entre hacer el bien y el mal, pero tienen que asumir las consecuencias derivadas.

Tanto para el Hinduismo como para el Budismo, el karma no implica solamente las acciones físicas, sino habría tres factores que generan reacciones:

  • los actos
  • las palabras
  • los pensamientos

¿Karma negativo?

A menudo se suele decir que el karma como algo negativo, o quizás no como algo negativo pero como si fuese siempre “cuestión de karma” cada vez que le sucede algo a alguien. Quizás si y muy probablemente sea cuestión de karma ya que de una u otra forma siempre lo es, cada vez que hacemos algo, en cada momento sea un acto una palabra o un pensamiento consciente o inconsciente,  siempre estamos accionando o reaccionando frente a algo y por consecuencia cada acción tiene su efecto.

He aquí, volviendo a la visión del karma como respuesta de algo negativo o de algún “castigo divino”, hay que tener en cuenta que quizás lo que sucedió podría haber sido mucho peor de lo que fue. Por otra parte, el karma no responde siempre a vidas pasadas. Existe un abanico de posibilidades, el cual desconocemos.

También se le atribuye al karma la responsabilidad de las consecuencias negativas de nuestras propias elecciones. Hay cosas que nos suceden simplemente porque hemos elegido “equivocadamente”, aunque el ” equivocadamente” no sea la mejor descripción, que no hayan salido las cosas como las planeamos o deseamos no responde a una equivocación sino simplemente a “experiencia” la cual nos servirá para la próxima vez. En lo personal creo que lo más importante es “elegir”, tomar las riendas de la propia vida y hacer lo que mejor creamos para nosotros sin perjudicar a nadie.

Se puede Transmutar el karma?

Por supuesto, estamos en este planeta para evolucionar y, desde ya la visión espiritual no se refiere a una evolución material o a logros materiales. Si bien éstos nos pueden ayudar a vivir mejor o mas cómodamente no deberían ser el fin en sí mismos ¿por qué? porque cuando morimos nos vamos desnudos y con las manos vacías tal como venimos a este mundo. Lo único que nos llevamos cuando dejamos el cuerpo es la experiencia vivida, el crecimiento y la evolución. La filosofía y las religiones en India se centran en la concepción del alma como eterna e imperecedera, desde este lugar la visión respecto a todo cambia, por lo que será una visión que se inclina hacia el crecimiento y evolución del ser.

 Cómo transmutar nuestro karma?

En primer lugar hay que ser conscientes de que todo lo que salga de nosotros vuelve, como un bumerán. Hay que prestar atención y ser conscientes de nuestros pensamientos, actos y actitudes, de igual manera hay que ser conscientes y hacerse cargo de las propias elecciones y sus consecuencias.

Los seres humanos estamos mal acostumbrados a quejarnos por todo y delegar “culpas” siempre alguien o algo ajeno a nosotros será el o la responsable de nuestra desdicha. Desde ya es mucho más fácil y cómodo pero no así efectivo, ¿qué es lo mejor que podemos hacer? hacernos cargo de nuestras propias elecciones y hacernos verdaderamente responsables de nuestra vida será la llave que abrirá la puerta al infinito y mas allá.

Oportunidades para Transmutar Karma

El karma muchas veces se hace presente a través del camino de las sombras, así como las piedras que aparecen en el camino, hay situaciones karmaticas que nos invitan a trabajarlas y transmutarlas para crecer aprender y liberarnos de todas las ataduras que limitan nuestro Ser. Todo tiene una razón de ser, todo responde a una causa que responde a otras causas y efectos.

Todas las filosofías orientales, las técnicas de meditación, respiración, el calendario 13 lunas y otros, nos invitan al trabajo de introspección interior el cual nos ayuda a liberarnos de nuestras ataduras, condicionamientos y estructuras. La vida siempre nos da oportunidades para trabajar nuestras debilidades, al trabajar las partes más “flojas” aquellas que necesitamos fortalecer aumentara nuestra seguridad interior, auto estima y como consecuencia de un fuerte trabajo interior obtendremos el coraje suficiente para encarar o hacerle frente a cualquier situación, por mas difícil complicada o dolorosa que sea. He aquí la cuestión, no importa cuántas veces te caigas si no cuantas te levantes y cada vez que te levantes lo harás más fortalecido. Aprender de la experiencia es más inteligente y efectivo que delegar culpas o victimarse.

Introspección Interior

Según su definición, la introspección o inspección interna es el conocimiento que el sujeto tiene de sus propios estados mentales. Asimismo es la condición previa para conseguir la interrupción del automatismo, de la indignación y hacer una nueva valoración. La introspección o percepción interna tiene como fundamento la capacidad reflexiva que la mente posee de referirse o ser consciente de forma inmediata de sus propios estados.

Cuando esta capacidad reflexiva se ejerce en la forma del recuerdo sobre los estados mentales pasados, tenemos la llamada “introspección retrospectiva”; pero la introspección puede ser un conocimiento de las vivencias pasadas y también de las presentes, de las que se dan conjuntamente y en el presente del propio acto introspectivo.

Si queremos crecer, evolucionar y transmutar karma la introspección es fundamental, ser objetivos siendo “testigos”. Es difícil ver la verdad tal cual es cuando no se es objetivo y testigo de las situaciones y ciertas circunstancias de la vida. La visión objetiva la podemos obtener al “cruzarnos de vereda” al ver las situaciones como una película, siendo espectadores desde la vereda de enfrente y no involucrados desde el lugar más alto del ego.

Mea culpa

Hacer un mea culpa es fundamental. Si queremos transmutar nuestro karma tenemos que hacer nuestra parte, responsabilizarnos con cada elección o camino que tomemos y aprender de cada experiencia. Muchas veces se toman las experiencias “negativas” o poco felices como cuestión de “karma”, “mala suerte” o “la culpa la tiene el otro”, siendo una tendencia colectiva ver la paja en el ojo ajeno. Delegar culpas o proyectar las propias miserias en los demás es una pérdida total y absoluta de tiempo que solo nos conduce a un camino mediocre y poco feliz. ¿Acaso es in-humano equivocarse?

Transmutar karma lo podemos hacer en cada momento, en cada acto o pensamiento desde el más chiquito hasta el más grande, todo es importante y todo “suma”. Esperamos que esta info sirva de ayuda para transmutar karma y ser conscientes de la ley de causa y efecto y la ley de atracción. ¡Que Fluya! -:)

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

2 Comentarios

yamile julio 14th, 2013

He perdido dos bebes, mi mamá dice que ella tiene la culpa, porque antes de tenerme a mi se practico un aborto y otro después, y dice que yo pagué por su error, como una especie de karma heredado, yo no entiendo muy bien de esto, y por eso lo pregunto, pero si yo decido ya no tener hijos (puedo quedar emabarazada, el problema lo asociaron a un síndrome que tengo de anticuerpos antifosfolipidos, solo necesito inyectarme todos los días durante el embarazo eparina). Pero ya no quiero intentarlo, tengo la idea de que si yo ya no tengo hijos podré detener esa trascendencia a mis descendientes. Además estoy feliz en mi matrimonio y mi esposo tampoco piensa que nuestra felicidad dependa de si tenemos o no bebes, y pues tenemos dos perritos que mi esposo y yo amamos como si fueran nuestros hijos.

daniela agosto 20th, 2013

no te preocupes yamile podria ser un karma heredado pero creo que mas que por lo que ella hizo es posible que tu hayas hecho algo similar en alguna encarnacion pasada. no te culpes y si eres feliz asi, sigue asi, bendiciones.


Deja tu Comentario


icon-arrow-up