Desbloquear el Tercer Ojo

Pregunta a Osho

Explica la relación de los dos ojos con el tercer ojo. ¿En qué manera afectan al tercer ojo las técnicas relacionadas con mirar?

En primer lugar, hay que comprender dos puntos. Por un lado, la energía del tercer ojo es en realidad la misma que la que se mueve en los dos ojos corrientes: la misma energía. Comienza a moverse en un nuevo centro. El tercer ojo ya está ahí, pero sin funcionar, y no puede ver a menos que los ojos corrientes se vuelvan invidentes.

La misma energía tiene que entrar en él. Cuando la energía no está moviéndose en los dos ojos, puede entrar en el tercero, y cuando entra en el tercero, los dos ojos se volverán invidentes. Estarán ahí, pero no podrás ver con ellos.

Esa energía que mira a través de ellos estará ausente; se moverá por un nuevo centro. Ese centro está entre estos dos ojos. Ya está ahí, completo; en cualquier momento puede funcionar. Pero necesita energía para funcionar, y esa misma energía tiene que ser desviada.

En segundo lugar, cuando estás viendo a través de los dos ojos, estás viendo a través del cuerpo físico. El tercer ojo no forma parte realmente del cuerpo físico. Forma parte del segundo cuerpo, que está oculto: el cuerpo sutil, el sukshma Sharir.

Tiene un lugar correspondiente en el cuerpo físico, pero no forma parte de él. Por eso la fisiología no puede creer que exista un tercer ojo o algo semejante, porque tu cráneo puede ser analizado, penetrado, radiografiado, y no hay ningún punto, ninguna entidad física que se pueda decir que sea el tercer ojo. El tercer ojo forma parte del cuerpo sutil, el sukshma Sharir.

Cuando mueres, tu cuerpo físico muere, pero tu sukshma Sharir, tu cuerpo sutil, va contigo; tiene un nuevo nacimiento. A no ser que el cuerpo sutil muera, nunca puedes liberarte del círculo nacimiento-muerte, renacimiento-muerte. El círculo continúa. + info

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja tu Comentario


icon-arrow-up