Animales como Dioses

La mayoría de los dioses y diosas se conciben en forma humana pero tambien los hay en apariencia de animales, o incluso como mezcla de animales y seres humanos como hemos visto en el caso del dios Vishnu.

Otras divinidades son ríos (Ganges, Yamuna, Narmada etc.), siendo representadas como diosas. Algunas montañas, el sol, la luna, los planetas, la tierra, tambien son dioses; la mitología les concibe con forma humana.

El culto a los animales nos ha llegado de tiempos muy remotos. Como ya hemos mencionado, los primeros habitantes de la india adoraban al toro, león, elefante y serpiente etc. Los arios los incorporaron a su religión, la mayoría como monturas o compañeros de los dioses y otros convertidos en dioses por derecho propio en su forma natural o modificada. Este proceso de edificación llego a su cúspide con la escritura de los puranas que cuentan infinidad de leyendas sobre dioses y diosas.

Ganesh el Dios con cabeza de elefante

La adoración del elefante llego a su máxima expresión en la creación mitica del dios Ganesh, con cuerpo de hombre y cabeza de elefante. Hijo del dios shiva y su esposa parvati, es considerado como el dios mas querido entre los hindúes.

Existen diferentes versiones acerca de su creación y el porque de su cabeza de elefante. Algunas leyendas nos informan que fue creado por parvati sola, otras que es hijo de shiva aunque nació en su ausencia. La explicación mas popular a este respecto es que shiva le decapito por no saber que era su hijo y mas tarde, al conocer la identidad de ganesh, lo arreglo con el primer ser viviente que encontró en su camino, que fue un elefantito.

No existe templo hindú que no presente por lo menos una figura de el, usualmente cerca de la entrada del santuario. El devoto nunca debe entrar en el sanctasanctorum y rezar a la divinidad del templo sin haber adorado a Ganesh primero.

Un negocio nuevo, un templo, un taller mecánico, un casamiento, nada se pone en marcha sin haber rezado a ganesh y pronunciado o escrito la conocida frase Shri Ganeshaya Namah (“hago reverencia al adorable ganesh”), ya que es tambien considerado como el dios de la buena suerte.

 

Por eso es que lo encontraremos encima de las puertas de entrada de casas y templos. En todos los fuertes, castillos y palacios construidos por reyes hinduistas, habrá una puerta llamada Ganesh Pol, “la puerta de ganesh”. La del palacio de Amer en Rajasthan es sensacionalmente fotogénica.

El nombre de ganesh viene de Gan + ish, “el dios de los porteros o guardianes”. Se dice que el es el jefe de los guardianes del Dios Shiva.

Características de Ganesh

Ganesh es bajito y rechoncho, y en su torso vemos una serpiente que sirve de yaneu, el hilo sagrado que suelen llevar los hindúes de alta casta. La trompa de ganesh generalmente se la muestra volcada hacia la izquierda, quizás porque en su mano izquierda suele llevar ladus: unas bolas dulces hechas de harina de garbanzos, mantequilla y azúcar. Ganesh es un conocido goloso, de ahí su gordura. Se dice que cuando el dios esta enojado, su trompa mira hacia la derecha.

Pero normalmente se le ve risueño, y su alegría, sobre todo en las figuras donde se lo representa bailando, resulta contagiosa.En todas las estatuas correctamente hechas de ganesh, su colmillo izquierdo aparece roto. Hay una leyenda que dice que el colmillo fue tirado a la luna.

Hay otra que cuenta de una lucha que ganesh sostuvo contra un demonio llamado Gayamukhasur. En la violencia del combate se le rompió el colmillo. Entonces ganesh ataco a su enemigo con el mismo diente. El demonio se asusto y se convirtió en un ratón. Ganesh le obligo a servirle como su cabalgadura para siempre.

Cualquiera pensaría que es una incongruencia que un ratón sea el compañero de un elefante pero no es así, ya que la grandeza y sagacidad del elefante se complementa con la viveza e ingeniosidad del roedor que sabe hacerse camino en cualquier sitio.

Como sabemos, el elefante es un símbolo de buena memoria y sabiduría. Dicen que cuando Vyas, el autor de la gran epopeya del Mahabharata quería escribirla, no encontrada escribiente capaz de tomarse un trabajo tan voluminoso (100.000 estrofas), hasta que pensó en Ganesh. Este acepto hacerlo siempre que se lo dictaran sin parar hasta el final. El escritor estuvo de acuerdo con esta condición, pero puso una de su parte: que Ganesh escribiera cada estrofa después de entenderla. Así que cada vez que Vyas necesitaba un poco de tiempo para pensar, le dictaba una estrofa difícil. Ganesh se ponía a reflexionar para entenderla, y Vyas aprovechaba para componer la próxima mientras tanto.

En un templo de Ganesh en Varanasi, existe una costumbre según la cual los estudiantes pasan todo un día, desde la aurora hasta la salida de la luna, orando de pie para lograr éxito en sus estudios.

El festival principal en honor a Ganesh se celebra en agosto-septiembre. En Maharashtra, en el oeste del país, es la fiesta religiosa más importante del año. Durante varios días adoran figuras de Ganesh y el ultimo día que corresponde al cuarto día de la luna nueva, las sacan en impresionantes procesiones y las arrojan al mar o a algún rió cercano.

Hanuman, el Dios Mono

La figura del dios mono, hanuman, usualmente pintada de rojo u ocre, se encuentra en todas las aldeas y ciudades de la India. Es adorado por la gente común como el dios que salva de las adversidades. Los atletas y deportistas lo buscan para que les de fuerza. Los soldados lo invocan con el grito de guerra (¡Yai Bayrang Bali! o ¡Har Har Mahadev!) implorándole que les brinde victoria.

Aunque este simio es considerado a veces como una encarnación del dios shiva, en su version popular aparece como un personaje de la epopeya del Ramayama. El héroe Rama siendo niño se enamora de un mono que un domador trae para entrenar a la gente. El domador se lo obsequia y el mono vive con el príncipe Rama durante varios años.

Un día Rama le dice

-ha llegado el momento de separarnos. Ve a la montaña de Rishyamuk y espérame. Mas adelante necesitare tu ayuda.

Después de varios años, Rama utiliza los servicios de su fiel mico para recuperar a su esposa que ha sido secuestrada por un demonio, Ravana. Hanuman la localiza, quema el reino del demonio y ayuda a Rama en la batalla final.

Después de varios años, Rama utiliza los servicios de su fiel mico para recuperar a su esposa que ha sido secuestrada por un demonio, Ravana. Hanuman la localiza, quema el reino del demonio y ayuda a Rama en la batalla final.

Hanuman es hijo de Pavan (dios del aire), y de una ninfa llamada Anjana. Dice la leyenda que una vez esta bella del cielo estaba en la cima de una montaña cuando sintió que alguien le hacia una suave caricia. Como no había nadie allí, quedo confundida, hasta que Pavan le susurro al oído que le había dado un hijo del cual ella se sentiría muy orgullosa. Es por este parentesco con el dios Aire que Hanuman puede volar.

Otra leyenda sobre Hanuman

Siendo Hanuman todavía un bebe, una vez los padres lo dejaron solo. Sintiendo hambre, empezó a llorar. Como nadie se acercaba, se puso a mirar a su alrededor para ver que podía comer. Justo en ese momento salio el sol. Cuando hanuman vio este orbe rojo en el cielo, creyó que se trataba de una fruta y salio volando para comérselo. Al darse cuenta de ello, los dioses se asustaron porque si hanuman se comía al sol, causaría el fin del mundo. Trataron de persuadirle que volviera a la cuna pero el monito seguía avanzando. Al final Indra, el rey de los dioses le pego con su arma especial, el rayo, dándole un serio golpe en la barbilla y haciéndole perder el sentido.

Su padre, el Dios del Aire, se entero de lo ocurrido. Al ver a su hijo desmayado, se enfado tanto que lo recogió y se escondió en una cueva del Himalaya, dejando al mundo sin aire y causando pánico por todas partes. Ahora los dioses se volcaron hacia la cueva para rogar a Pavan que permitiera el flujo del aire para que los seres vivos pudieran respirar. Cuando Brahama mismo llego a la cueva, Hanuman se recupero milagrosamente. El padre se alegro tanto que dejo correr el aire, y se normalizo la vida en la tierra. Aliviados, los dioses quedaron agradecidos y le dieron todo tipo de dones al pequeño Hanuman.

En muchos retratos y estatuas, lo muestran volando, llevando una montaña en la palma de su mano. Este es un episodio del Ramayama, cuando el hermano del héroe Rama queda gravemente herido. Para no perder tiempo, mandan a hanuman al Himalaya a buscar una cierta planta medicinal para curarlo. El pobre mico no sabe distinguir entre tantas plantas y trae toda la montaña para que elijan.

Su amor hacia Rama es legendario. Cuentan que una vez Sita, la esposa de Rama (ya recuperada del secuestro), estaba pintándose la raya del pelo con un polvo rojo. Hanuman la observaba con atención. No sabía que todas las hinduistas casadas usan este símbolo en honor al marido. Inocentemente pregunto a Sita sobre el porque de su acción. Ella contesto:

-¿no sabes acaso que pongo este polvo rojo para demostrar mi dedicación a mi Señor?

Sin decir palabra el mono se fue, para regresar al poco rato con todo el cuerpo pintado de rojo. Dijo:

-yo le quiero mucho mas. ¡Mi amor no se puede expresar con solo una pizca de color!

En otra ocasión, dicen que Sita le regalo un collar de perlas. Hanuman lo miro por todas partes con gran atención y luego lo rompió. Empezó a tomar las perlas una por una, las rompía y las tiraba. Al ver esto, alguien comento que Sita había cometido una tontería en obsequiar un collar tan valioso a un ignorante mono, a lo que hanuman replico:

-es que yo miraba si llevaban el nombre de mi señor Rama. Como no lo veía por fuera, quería ver si aparecía dentro de las perlas. Las tiro porque sin el nombre de mi Señor no me sirven para nada.

Características de Hanuman

Un aspecto poco conocido de Hanuman es su erudición. Dicen que Surya (el sol) fue su maestro y le enseño todo lo que había en las antiguas escrituras, sobre todo en los vedas. Se cuenta que fue hanuman quien escribió el Ramayama por primera vez. Cuando Balmik, el autor de la version mas conocida de la epopeya, pensó que ante la obra de Hanuman la suya no tendría ningún éxito, el mono muy generosamente tiro su libro al mar.

Estas cualidades de su corazón grande, un cuerpo extraordinariamente capaz, la mente dedicada a la adoración de su Dios, hacen de Hanuman un personaje admirado y querido en toda la India. No es de extrañar que algunos listos se aprovechen de esta popularidad para disfrazarse de Hanuman y salir a pedir limosna. Algunos se pintan todo el cuerpo de negro y se colocan un rabo largísimo. Hacen monerías bastante simpáticas, entreteniendo a la gente mientras que se ganan la vida.

Adoración de la Serpiente

La adoración de las serpientes se lleva a cabo en todo el país, pero principalmente en la costa de Malabar, en el estado de kerala. En muchas aldeas de esta región se encuentran altares con piedras talladas con figuras de culebras, algunas de ellas donadas por mujeres estériles que piden un hijo.

Además una zona del patio de las casas es dejada libre, cubierta de vegetación, para que puedan morar allí los espíritus de las serpientes. En la misma región, las mujeres de la comunidad Pulluvar suelen ir en procesión, tocando tambores y cantando casa por casa para propiciar a los dioses serpientes. La gente les da limosna.

Matar a una serpiente es considerado un pecado. Si alguien llega a cometerlo, hay que organizar una cremación especial para el reptil, con madera de sándalo, incienso y mirra.

Nagapanchami, el día anual de las serpientes, cae en la época de las lluvias (julio-agosto) y es celebrado en muchos lugares de la India. Los campesinos no aran la tierra este día para evitar matar a una serpiente por accidente. Cuentan que cierta vez un agricultor mientras araba su tierra, destruyo por casualidad un hormiguero donde vivía una familia de serpientes. Varias crías murieron.

La madre, al volver, se puso furiosa por lo que había pasado y salio a buscar al culpable. Cuando descubrió el arado manchado de sangre, mordió mortalmente a toda la familia del campesino. No queriendo perdonar a una hija que se encontraba en casa de sus suegros, la cobra fue allí, pero tuvo que esperar porque dio la casualidad de que justo en ese momento, la muchacha estaba rezando a Shesha, rey de las serpientes.

Como la oración se prolongaba, la culebra no pudo esperar más. Al beber la leche que la joven habia dejado como ofrenda para Shesha, el reptil se calmo y desapareció sin hacer daño a la mujer. Shesha, por su parte, dio a la muchacha el agua de la inmortalidad con la cual ella pudo traer a su familia a la vida otra vez.

Una vez que los arios asimilaron el culto a las serpientes en su credo, surgieron muchas leyendas y mitos relacionándolas con deidades arias. Del dios Vishnu se dijo que cuando esta libre, descansa acostado sobre el lecho formado por el cuerpo de una enorme boa. Shiva se presenta con todo su cuerpo rodeado de serpientes; Ganesh lleva una sierpe en lugar del hilo sagrado sobre su torso; y de Krishna se dijo que era azul porque Kalia, una gran serpiente de cinco cabezas había soplado sobre el siendo niño.

Como las serpientes viven en la tierra, cerca del agua subterránea, se les considera como espíritus que guardan ese precioso líquido.

La India y la Adoración de las Serpientes

En Nepal las adoran para pedir lluvias. Tambien dicen que el famoso valle de Katmandú era originalmente un lago lleno de serpientes y se llamaba Nagarhida. Cuando un sabio budista llamado Manyushri corto una montaña para dejar salir el agua y el lago se convirtió en un valle, las culebras no sabían a donde esconderse ante la persecución por parte de los hombres. Al final les asignaron un pequeño lago donde dicen que viven ahora.

En otras religiones indias tambien se habla de las serpientes en su relación con los profetas. En el budismo, una leyenda dice que cuando el profeta (Buda) recién nacido se puso de pie en una flor de loto, en el cielo aparecieron dos serpientes celestes que hicieron llover agua bendita para bautizar al niño. Uno de los emblemas más importantes de esta religión consiste en dos serpientes enroscadas alrededor de un palo.

Otra imagen de Buda se representa acompañado por el rey de las serpientes que con su ancha cabeza protegió al profeta un día de lluvia. El jainismo tambien habla de Dharneda, otro rey de las víboras que dio sombra al profeta Parshavnath. Y tambien se cuenta que el fundador del sijismo, Nanak, fue protegido del sol por el sombrete de una cobra.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page