Disfunciones Sexuales

Clásicamente se habían enfocado las Disfunciones Psicosexuales en función de las posibles alteraciones que podían presentarse en cada una de las etapas de la RSH (Respuesta Sexual Humana). Sin embargo, la experiencia clínica de estos últimos años ha demostrado que el mayor porcentaje de trastornos se sitúa en la fase de excitación y en la orgásmica, o son debidos a la falta de deseo sexual.

Factores Psicológicos de Disfunciones Sexuales

Se suele decir, de forma un tanto esquemática, que las Disfunciones Psicosexuales  pueden ser producidas por factores psicológicos, orgánicos o la interacción de ambos. Sin embargo, todas ellas tienen una característica en común: la ansiedad que provocan en el individuo que las padece y/o en su pareja.

La ansiedad puede actuar como desencadenante de la disfunción o como el motor que la mantiene, una vez instaurada. Tanto es así que, incluso en las disfunciones con causa orgánica conocida, es muy difícil descartar el componente psicológico.

Causas Orgánicas de Disfunciones Sexuales

No es infrecuente el caso de disfunciones orgánicas, que perduran después de haber sido resuelta la causa que las producía. Asimismo puede aparecer una leve disfunción orgánica que no “conmocione” al sujeto ni a su pareja, en cuyo caso es muy probable que no pase de ahí, o, por el contrario, puede ocurrir que la misma disfunción desencadene una reacción psicológica intensa con gran riesgo de que la agrave y la mantenga.

Tratamientos Sexológicos

Desde los varones las consultas más frecuentes están dadas por las Disfunciones Erectivas (Impotencias) y la Eyaculación Precoz, aunque últimamente notamos un incremento de Inhibición del deseo sexual (Disfunción del deseo)y de fobias sexuales. En menor grado vemos casos de Eyaculación retardada o ausente, crisis de identidad sexual, o conflictos con la homosexualidad. Desde las mujeres las consultas más frecuentes son por anorgasmias, disfunción del deseo, y en menor grado fobias sexuales y vaginismo.

Una consulta que puede asociar la problemática de ambos miembros de la pareja es el llamado matrimonio no consumado, entendido así a quienes no han podido consumar un coito con penetración durante un lapso de unos 6 a 8 meses, a pesar de intentarlo al menos una vez al mes. Ver info completa

Terapias Sexuales

Las Terapias Sexuales tienen como principal objetivo el alivio sintomático y el mejoramiento de la función sexual del paciente, por lo tanto repetimos que sus objetivos se encuentran recortados, focalizando en los obstáculos que impiden una sexualidad satisfactoria. Su innovación técnica reside también en el suministro de información y la utilización de sugerencias específicas (tareas sexuales y comunicacionales) a realizar fuera de las sesiones.

No vamos a caer en el simplismo de afirmar que con dar una tarea el paciente la realizará sin sortear ningún obstáculo: muchas veces lo que se busca es introducir un cambio en el sistema señalando las pautas de interacción de la pareja, y ya sea que las hagan o no, nos develan aspectos estructurales o relacionales que lo meramente verbal no haría aparecer. Ver info completa

Eyaculación Precoz

Es muy común que el “Hombre de Hoy” no sea capaz de controlar el momento adecuado para eyacular, esta falta de control sobre el reflejo eyaculatorio puede ser momentánea o persistente. Es importante informarse adecuadamente y consultar con su médico de cabecera ante cualquier duda sobre su salud.

La eyaculación corta en seco la ascensión hacia el orgasmo masculino y mata el deseo, ese magnetismo encantado que, en la pareja, debería ser una música ambiental permanente, incluso fuera de los contactos sexuales concretos.

Con la detumescencia del lingam, ese magnetismo y el hechizo de la unión hombre-mujer se desvanecen: la pareja se separa para reencontrarse en la vulgaridad de lo cotidiano, lo que es más que lamentable. Ver info completa

Disfunción Eréctil

La Disfunción eréctil es la incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual. Aunque puede decirse con seguridad que todo hombre experimenta de vez en cuando dificultades para mantener la erección, la disfunción eréctil se define como la incapacidad para mantener una erección suficiente para el coito en el 25 % al menos de los intentos.

El trastorno de disfunción eréctil en el varón es de un 10-20% de la población masculina según las investigaciones medicas. Esta disfunción sexual puede ser debido a factores psicológicos, orgánicos o ambos factores combinados. Ver info completa

Disfunción Sexual Femenina

Los estudios han encontrado que las quejas sexuales son comunes entre mujeres con desórdenes del piso pélvico. El parto se asocia a la dispareunia a corto plazo y a otras quejas sexuales, incluyendo libido disminuida, la dificultad que alcanza orgasmo, y la sequedad vaginal.

La dispareunia o coitalgia es la relación sexual dolorosa tanto en mujeres como en hombres. Abarca desde la irritación vaginal postcoital hasta un profundo dolor. Se define como dolor o molestia antes, después o durante la relación sexual. Ver info completa

Ejercicios del Músculo PC

En el caso de los varones, el ejercitar el músculo PC va a permitir un mayor control sobre el reflejo eyaculatorio y el reflejo eréctil para obtener erecciones fuertes y duraderas. Un piso pélvico fuerte y fiable puede construir una ayuda estructural para la vejiga y la uretra. Es aconsejable consultar con un medico especialista en el tema para saber cuál es el grado de falta de control sobre el reflejo eyaculatorio para así realizar un tratamiento adecuado al caso.

Los ejercicios para fortalecer la zona pélvica son aconsejables para todos los casos, aun sin presentar falta de control sobre el reflejo eyaculatorio y eréctil ya que fortalecer esta zona favorecerá la duración del acto sexual. Ver info completa

Ejercicios para control de la eyaculación

Los ejercicios para ayudar a controlar la eyaculación y obtener erecciones más firmes y duraderas son basados en la técnica Kegel. Estos ejercicios para fortalecer el piso pélvico se realizan mediante la ejercitación del musculo pc. Ejercicio llamado Gran Absorción, Respiración Testicular y Composición del escroto. Ver info completa

Respuesta Sexual Humana

Para una mejor comprensión de las disfunciones psicosexuales es conveniente recordar lo que se conoce actualmente acerca de la Respuesta Sexual Humana (RSH), así, como los factores neuroendocrinos que regulan la conducta sexual. Antes de la década de los años 60 se conocía muy poco sobre los cambios anatómicos y fisiológicos que se producen durante la respuesta sexual (RS).

Masters y Johnson, mediante observaciones realizadas en su laboratorio, aportaron datos de innegable interés para la futura sexología. A fin de sistematizar toda la información, consideraron que el ciclo de RS constaba de 4 fases distintas, aunque en la práctica éstas no siempre queden bien delimitadas y puedan variar de un individuo a otro e incluso de un ciclo a otro. Las reacciones fisiológicas básicas que se dan a lo largo de la RS son un aumento de la vasocongestión y de la miotonía y su liberación consiguiente tras el orgasmo. Ver info completa

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page