Ejercicios para Varones

El varón tiene el testimonio visible del movimiento hacia arriba de los testículos cuando contrae el músculo pubococcígeo o músculo PC. También respecto de la temperatura, la energía del hombre es fresca, a diferencia de la energía de la mujer que en la respiración ovárica es caliente. Los siguientes ejercicios ayudarán a controlar la eyaculación:

Respiración Testicular

  • Sentarse en el borde de una silla.
  • No se practica desnudo para evitar la pérdida de energía, sino que se utiliza ropa suelta de preferencia.
  • Inhalar subiendo los testículos, mantenerlos así un momento y exhalar lentamente bajándolos. Cada inhalación penetra los testículos.
  • Guiar la energía seminal fría hacia el perineo, inhalando y subiendo los testículos.
  • Guiar la energía seminal hacia la espalda poco a poco como si se estuviera contra una pared. Esto activará la bomba sacra y craneana. Se mantiene la atención en el sacro y se exhala lentamente.
  • Relajar el sacro y el cuello retornándolos a su posición normal. Esto ayudará a la activación de la bomba sacra y craneana.
  • Inhalar y guiar la energía hacia la T.11 repitiendo los pasos 4, 5 y 6.
  • El siguiente punto es el “cojín de jade” que se encuentra entre la primera vértebra cervical y la base del cráneo. Se hace siguiendo los pasos 4 a 6.
  • Guiar la energía hacia la cabeza para almacenarla en un movimiento espiral, primero 36 veces en sentido de las manecillas del reloj y posteriormente 36 veces en sentido inverso.
  • Bajar la energía por la órbita microcósmica.

Gran Absorción

El enseñar la Gran Absorción a un hombre es un asunto de gran magnitud, ya que el hombre tiene dificultades reales para controlar la eyaculación.

Hay cuatro niveles en esta práctica

  • Principiantes: Se usan los músculos de los puños, mandíbula, pies, perineo, glúteos y abdomen para mover la energía seminal hacia la columna vertebral.
  • Intermedios: Se utilizan menos los músculos y más el diafragma pélvico, el esfínter, la bomba sacra y craneana para volver la energía.
  • Avanzados: Se utilizan menos los músculos y más la bomba sacra y craneana. Se hace un mayor uso de la mente para mover la energía seminal mediante la concentración en el punto de la corona.
  • Expertos: Se utiliza solamente el control de la mente, sin la utilización de ningún músculo.

Procedimiento

  • Pararse en posición de caballo con ropa suelta.
  • Estimular el pene hasta lograr una erección.
  • Inhalar profundamente cuando se esté cerca del orgasmo y apretar los puños, presionar los pies hacia el piso, apretar las quijadas, la bomba craneana y presionar la lengua firmemente hacia el paladar.
  • Inhalar una vez más y contraer los genitales, el ano, e perineo y el diafragma urogenital apretando fuertemente el pene.
  • Mantener la respiración y contar hasta nueve lentamente con todos los músculos en contracción.
  • Exhalar y relajar los músculos.
  • Repetir el procedimiento del paso 2 al 5 y dirigir la energía por toda la columna vertebral hacia el cerebro. Repetir los pasos hasta que la erección disminuya.
  • Cuando la energía llene el cerebro se pone la lengua en el paladra para permitir que la energía baje hacia la órbita microcósmica.

Composición del escroto

  • Sentarse en el borde de una silla.
  • Inhalar por la nariz y tragar el aire enviándolo hacia el plexo solar. Imaginárselo descendiendo como una pelota.
  • Dejar que la pelota de aire se asiente en el plexo solar y entonces rodarla hacia el ombligo, luego hacia la pelvis y finalmente hacia el escroto.
  • Comprimir fuertemente el aire en el escroto por todo el tiempo que se pueda (por lo menos 30 o 40 seg.). contraer el ano y el perineo para prevenir la pérdida de energía.
  • Exhalar y relajar completamente.
  • Hacer unas cuantas respiraciones cortas y rápidas para recuperar el aliento hasta que respire normalmente.
  • Repetir todo el ejercicio.

Medidas de seguridad para cada ejercicio

  • Nunca hacer los ejercicios acostados boca arriba ó sobre el lado izquierdo pues la energía se puede estancar en el pecho causando irritación y presión sobre el corazón.
  • Practicar con estómago vacío o bien esperar una hora después de haber ingerido alimentos.
  • Hacer la práctica vestido para evitar enfriamientos o pérdida de energía.
  • No respirar por la boca.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page