Sé Fiel a Ti Mismo

Recuerda ser fiel a ti mismo. ¿Cómo? Hay que tener en cuenta tres cosas. Una: nunca escuches a nadie, lo que dicen que debes ser: escucha siempre tu voz interior, lo que te gustaría ser. De lo contrario desperdiciarás toda tu vida. Tienes alrededor mil y una tentaciones, porque hay mucha gente vendiendo sus mercancías.

El mundo es como un supermercado donde todo el mundo está interesado en venderte sus mercancías; todo el mundo es vendedor. Si escuchas a demasiados vendedores te volverá loco. No escuches a nadie, cierra los ojos y escucha tu voz interior. En eso consiste meditar: es escuchar tu voz interior. Ésa es la primera cosa.

Luego viene la segunda

Si has conseguido hacer la primera, sólo entonces podrás lograr la segunda: nunca uses una máscara. Si estás furioso, está furioso. Es peligroso, pero no sonrías, porque sería falsedad. El caso es que se te ha enseñado a que cuando estés furioso sonrías; entonces tu sonrisa se vuelve falsa, una máscara…sólo un movimiento de los labios, nada más. El corazón se llena de ira, está emponzoñado, y los labios sonríen; entonces te conviertes en un falso fenómeno.

Después sucede también algo más: que cuando quieres sonreír no puedes

Todo tu mecanismo está patas arriba porque cuando querías estar furioso no lo estabas, cuando querías odiar no odiaste. Ahora quieres amar; de repente te das cuenta de que el mecanismo no funciona. Ahora quieres sonreír; tienes que forzarlo. Realmente tu corazón está sonriente y quieres reír a carcajadas, pero no puedes hacerlo, algo está obstruido ahí, algo está obstruido en la garganta. La sonrisa no sale, o incluso si sale es una sonrisa muy pálida y apagada. No te hace feliz. No surge a borbotones. No irradia a tu alrededor.

Cuando quieras estar furioso, ponte furioso. No hay nada malo en ello

Si quieres reír, ríe. Reír a carcajadas no tiene nada de malo. Poco a poco verás que todo el organismo está funcionando. Cuando realmente funciona, hay un ronroneo a su alrededor. Es igual que un auto: cuando todo está funcionando bien, hay un zumbido.

El conductor que ama su auto sabe que ahora todo está funcionando bien, hay una unidad orgánica; el mecanismo está funcionando bien. Lo puedes ver: siempre que el mecanismo de una persona está funcionando bien, puedes oír el zumbido a su alrededor. Camina, y hay algo de baile en su caminar. Habla, pero sus palabras transmiten una sutil poesía. Si te mira, te está mirando de verdad; no con tibieza sino con verdadera calidez. Cuando te toca, te toca realmente; sientes su energía pasar a tu cuerpo, una corriente de vida que se transmite… porque su mecanismo está funcionando bien.

No uses máscaras, de lo contrario crearás disfunciones en tu mecanismo: bloqueos

Hay muchos bloqueos en tu cuerpo. A una persona que ha estado reprimiendo la ira se le queda bloqueada la mandíbula. Toda la ira llega hasta la mandíbula y entonces se para ahí. sus manos se ponen feas. No tienen el movimiento grácil de un bailarín, no, porque la ira se mete en los dedos; los bloquea.

Recuerda, la ira cuenta con dos fuentes para descargarse. Una son los dientes; otra, los dedos: porque todos los animales, cuando están furiosos, te morderán con los dientes o empezarán a arañarte con las manos. Por eso las unas y los dientes son los dos puntos desde donde la ira se descarga.

Tengo la sospecha de que siempre que la ira se reprime demasiado, la gente tiene problemas dentales. Los dientes se estropean porque existe allí demasiada energía que nunca es liberada. Además, cualquiera que reprima la ira comerá más; la gente iracunda siempre comerá más porque los dientes necesitan ejercicio. La gente con ira fumará más. La gente con ira hablará más; puede ser charladores obsesivos porque, de algún modo, la mandíbula necesita ejercicio para que la energía se descargue un poco. Las manos de la gente con ira se pone agarrotadas, feas. Si la energía se hubiera liberado podría haber resultado unas manos hermosas.

Si reprimes algo, hay en el cuerpo una parte que corresponde

La parte correspondiente- a tal emoción. Si no quieres llorar, tus ojos perderán el lustre porque hacen falta las lágrimas; son un fenómeno muy vivo. Cuando de vez en cuando lloras y gimes, te metes de lleno –formas parte del llanto- y las lágrimas empiezan a brotar de tus ojos, tus ojos quedan purificados, quedan frescos de nuevo, jóvenes y vírgenes.

Por eso las mujeres tienen los ojos más bonitos, porque todavía pueden llorar. El hombre ha estropeado sus ojos, porque tiene la noción equivocada de que los hombres nunca deben llorar. Si alguien, un niño llora, incluso los padres, todo el mundo, le dirá: “¿Qué estás haciendo? Pareces una niña”. Qué tontería, porque Dios le ha dado –al hombre, a la mujer- las mismas glándulas lagrimales. Si no se supiera que el hombre llorara, no se le habría dado glándulas lacrimales. Simple matemática. ¿Por qué las glándulas lacrimales existen en la misma proporción en un hombre que en una mujer? Los ojos necesitan llorar, es realmente hermoso si puedes llorar con toda pasión.

Recuerda, si no puedes llorar con todo el corazón, tampoco podrás reír

Porque ésa es la otra polaridad. La gente que puede reír también puede llorar; la gente que no puede llorar no puede reír. Algunas veces lo habrás observado en los niños: si se ríen muy alto y durante mucho tiempo, empiezan a llorar; porque ambas cosas están unidas. En los pueblos he oído que las madres les dicen a sus hijos: “No te rías demasiado; porque si no acabarás llorando”. Es cierto, porque el fenómeno no es diferente; es la misma energía que se mueve en polos distintos.

Segunda cosa: no uses máscaras; sé auténtico a toda costa

Y la tercera cosa respecto a la autenticidad: permanece siempre en el presente, porque toda falsedad penetra o por el pasado o por el futuro. Lo pasado pasado está; no te molestes por ello. No lo lleves como una carga; de lo contrario no te permitirá ser auténtico hacia el presente. Todo lo que no ha llegado no ha llegado todavía: no te molestes innecesariamente por el futuro; de lo contrario se meterá en el presente y lo destruirá. Sé sincero con el presente, porque entonces serás auténtico. Estar en el aquí y el ahora es ser auténtico.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

4 Comentarios

abelardo abril 7th, 2012

Gracias por escribir cosas que ayudan a las personas

abelardo abril 7th, 2012

Gracias por escribir cosas que ayudan a las personas.
Me alegro que otras personas piensen lo mismo

Kuartadimension abril 13th, 2012

Muchas gracias Abelardo! Que bueno! 🙂

Seru enero 4th, 2013

Wow, buen articulo!


Deja tu Comentario


icon-arrow-up