Wu Wei, el curso de los acontecimientos

Según la creencia taoísta, los acontecimientos en el mundo se suceden en perfecta armonía. Del mismo modo en que la molécula de ADN se libera y se combina de nuevo, dando paso a nuevas formas de vida, los sucesos en el mundo se desencadenan según la ley divina y según la conciencia del Tao. Manteniendo una intención clara de lo que se intenta conseguir, los hechos se precipitan para producir los resultados deseados.

Intención

En la práctica, el arte del Wu Wei implica el establecimiento, el refinamiento y la concentración de la intención pura cualquier propósito que se persiga. En el ámbito de la curación, la intención es el aspecto más importante de este arte. Supera todas las demás técnicas de curación.

La intención pura abre la puerta de contención para que penetren las fuerzas creativas. Esta acción es más un distanciamiento para dejar que ocurra algo que un trabajo para conseguirlo. Haciendo esto se alcanza Wu Wei.

Sin embargo, no sería cierto creer que alcanzar el Wu Wei es lo mismo que no hacer absolutamente nada. No hacer nada no responde automáticamente a todas las necesidades y a todos los deseos. No hacer nada simplemente no conduce a nada.

Para crear, lo primero que se necesita es preparar un espacio metafísico que puedan llenar las fuerzas creativas.

Individualmente puede hacerse a través de la relajación y de la unión con el Tao. Cuanto más cerca se esté de esta meta, mayor será la sabiduría de la intención y más valiosos e inmediatos los resultados. A medida que se vayan aprendiendo las técnicas, se debe integrar en esta práctica el concepto del Wu Wei: liberar la tensión y dejar que el propósito de curación guíe el cuerpo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

1 Comentario

martha elena loaiza octubre 10th, 2012

me encanta kuarta, la descubrí hace unos meses y siempre encuentro nuevas cosas que me ayudan en mi camino spiritual


Deja tu Comentario


icon-arrow-up